Rico en vitamina C y betacaroteno, el pimiento un aliado

El pimiento es una planta herbácea oriunda de América, que resulta ideal dentro de una alimentación natural al poder ser consumido crudo, asado o hervido. Es esta la razón principal por que se convierte en un alimento de gran versatilidad que ofrece la posibilidad de fusionarlo con infinidad de recetas sanas que forman parte de dietas balanceadas.

Tipos de pimiento

En específico, se pueden encontrar tres clases de pimiento: el verde, el rojo y el amarillo, de los cuales, por lo general, son los dos primeros los más utilizados por las personas.

Los beneficios y propiedades de cada uno

Indistintamente del color que se escoja, es su elevado contenido de vitamina C y vitamina B6,  lo que los hace destacar. Esta última, es indispensable tanto para el sistema nervioso central  como para la parte cerebral.

Asimismo sobresalen de otros vegetales, por su óptimo contenido de betacaroteno, sustancia que se convierte en vitamina A, una vez que ingresa al organismo. Pero esto no es todo, los pimientos son rica fuente de vitaminas del grupo B2 y vitamina E lo que les confieren atributos eficaces en la prevención de enfermedades degenerativas y crónicas, disminuyendo las probabilidades de padecerlas.

Junto al betacaroteno – y al igual que los toamtes – los pimientos poseen una generosa cantidad de licopeno, otro caroteno de propiedades anticancerígenas por lo que las dos, actúan como escudo y defensa contra la aparición de diferentes tipos de cáncer. No obstante, sus beneficios no se limitan a esta enfermedad, ya que también merman las posibilidades de sufrir hemorragias cerebrales, enfermedades cardíacas y hasta cataratas.

Top 5 de ventajas de comer pimientos rojos

  1. Los pimientos rojos se caracterizan por contar con vitamina B6 y magnesio en su composición, fusión perfecta para lograr disminuir los niveles de ansiedad y encarar el insomnio. Sin dejar de lado, que la vitamina B6 trabaja como diurético natural, lo que se traduce a que la inclusión de este alimento en la dieta puede contribuir notoriamente a prevenir la hipertensión.
  2. De acuerdo a diferentes estudios, entre ellos, un ensayo publicado en “The American Journal of Clinical Nutrition, son grandes los beneficios que pueden recibir de estos pimientos, las personas que padecen anemia, ya que debido a su alto grado de vitamina C, ofrece un notorio favorecimiento a la absorción en el tubo digestivo del hierro consumido a través de los alimentos.
  3. Gracias a su contenido en de capsantina, betacarotenos, luteolina y quercitina, el pimiento rojo tiene la facultad de prevenir el colesterol “malo”.
  4. El ser ricos en licopeno, pigmento vegetal de origen natural característico del grupo de los carotenoides, evidencia eficaces propiedades antioxidantes, encargadas de darle protección a las células del estrés oxidativo, además de prevenir el cáncer de próstata.
  5. A todo lo anterior se le agrega el hecho de que una dieta rica en luteolina, disminuye la inflamación en el cerebro que se vincula con la edad, así como los déficits de memoria asociados al envejecimiento.